+34 916 518 685 | +34 640 249 621

Desde hace unos años para aquí, nuestras vidas han dado un tremendo giro. La pandemia nos ha cambiado como personas y ha cambiado aspectos relevantes de nuestras vidas. Se han sustituido las grandes oficinas y puestos de trabajo, en muchas ocasiones, por el teletrabajo.

Hemos vuelto a darle vida a estancias de la casa hasta ahora olvidadas o improvisado un despacho en pleno comedor con lo que ello conlleva ¿Nos ha hecho este conciliar mejor la vida laboral y personal? ¿Podemos compaginar todas las situaciones u obligaciones de nuestro día a día? La respuesta es sí, pero encontrar el equilibrio es fundamental.

10 claves para poder establecer límites entre vida personal y laboral:

  • No te sobrecargues e intentes estar por encima de tus posibilidades en cuanto a trabajo y vida.
  • Hay que repartir en casa las tareas de manera equitativa y hacer partícipes en ellas a todos los miembros de la unidad familiar.
  • Asignar dichas tareas según las habilidades y gustos de cada uno para asumirlas con ganas y no como una obligación.
  • Ponerles a los hijos desde bien pequeños normas, para aprender algunas responsabilidades y delegar en ellos mini funciones
  • Ten en cuenta que si alguien de la familia se ha de confinar, hay que reorganizar la casa y el día a día ¿Cómo podemos gestionar con nuestros hijos pequeños un confinamiento domiciliario?
  • Crear un hábito de trabajo en el mismo lugar siempre y hacer un distinto uso de las estancias si se puede. No comer por ejemplo donde trabajamos.
  • Fijarnos tiempos de desconexión o ratos para estar con uno mismo. Para poder emplearlo en aquello que nos guste y poder desconectar.
  • Hay que evitar, aunque estemos en casa, cumplir con los horarios de trabajo. No excederse de la jornada laboral.
  • Intenta cada hora, hacer una pausa visual de 5 minutos para descansar la vista y mejorar la postura corporal. En nuestra farmacia encontrarás los mejores productos para cuidar tu salud ocular tras largas jornadas frente a la pantalla, reducir el dolor muscular o vitaminas para afrontar el día a día.
  • Desconexión digital, no usar el correo del trabajo ni grupos de WhatsApp más allá del horario laboral. Si el ordenador estuviera en la oficina y nos “marcharíamos” a casa y no lo haríamos.

¿Cómo ha afectado a tu vida el teletrabajo?
Comenta nuestro blog si tienes algún truco o idea que te haya ayudado a sobrellevar la vida personal con la vida laboral y así, compartirlo con el resto de lectores.